ANGUSTIA EXISTENCIAL.

¿En dónde estar
y qué hacer para sentirse bien,
cuando no encuentra uno su lugar?

Has de comprender que no es el lugar,
el tiempo, la acción o la compañía,
el responsable es tu desazón emocional
que te separa de la tranquilidad.

Voces que de la profundidad de la conciencia afloran
para hacerte sentir mal y disfuncional.
Conciencia que reclama tu tiempo
y vida no desperdiciar,
de acuerdo a los cánones que rigen la sociedad.

Vida que fluye dejando sensación de vacuidad.
Te cuestionas, presa de la angustia existencial:
¿qué hago, qué debo hacer,
qué sentido tiene lo vivido,
en qué me equivoque,
qué circunstancias me trajeron hasta aquí?
Ser uno mismo cuesta tanto,
es fútil capricho lo que busca uno
e insoslayable realidad lo establecido.
¿Hasta dónde cuento
y a partir de dónde me debo ignorar?

Angustia existencial que nace de las comparaciones
y patrones sociales que nos han encasquetado,
privándonos del derecho y satisfacción
de ser nosotros quienes demos valor,
peso y sentido a lo que somos, hacemos o dejemos de hacer.

¿Cómo lograr la armonía entre lo que tenemos,
hacemos y en donde estamos con nuestro yo,
si importar el lugar, tiempo, acción, compañía o soledad?
¿Cómo concatenar nuestro devenir,
sucesión de instantes de tiempo presente,
con el lugar y la acción
a que corresponde cada uno de esos momentos?

¿Cómo desprenderse de todo prejuicio
que nos impide ver lo que hay en el presente
y a cambio deseamos ver, sentir y oír lo que no es posible,
por estar en el ayer o en el porvenir,
cayendo en el vacío existencial,
pues solo existimos en el aquí y ahora?
¿Cuándo perdimos la capacidad de valorar nuestras cosas?,
¿cuándo nos educaron e informaron que había que comportarse
conforme lo esperaba la familia, religión, gobierno y sociedad?

La lucha por una existencia realizada consiste en poner en tus manos
tu vida y la medida de tus cosas,
gustos, motivaciones y acciones.

Que cada uno valore lo suyo sin desvalorar lo ajeno,
construya sin destruir,
viva su individualidad sin desintegrar,
sea libre sin retener,
feliz sin dolor causar.

La angustia existencial
inicia cuando se apropian de tu voluntad e identidad
y acaba cuando eres la medida de tus cosas.

Es estar siempre al timón de su destino,
es viajar al unísono en la barcaza de la individualidad
y en la de la universalidad,
encontrando en cada señal un testimonio
de que existes para vivir en la totalidad con plena libertad.

Abril y mayo del 2005. Puerto Vallarta y Guadalajara, Jalisco.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.