Oct 19 2010

BIENAVENTURADA LA GENTE BIEN.

A ese 4% de la población que vive en la desmesura.

Bienaventurados quienes son hijos de buena familia
porque de ellos será el reino de los cielos,
más primero gozarán del reino de la tierra.

Bienaventurados porque ellos no dudan,
saben que Dios está de su lado,
del lado de los poderosos y adinerados.

Bienaventurados porque viven atendidos,
bien amados, cuidados,
siempre descollando en el mundo ideal,
se graduaron con honores en la vida social,
su rostro, apellido y bolsillo los hace gente para triunfar
y son respetados por el peso familiar.

Bienaventurados porque derrochan simpatía,
son objeto de admiración y envidia,
brillan en lo que emprenden,
se conducen con propiedad
y nadan en la oportunidad,
son jóvenes triunfadores
que para adultos exitosos van.
Bienaventurados los que reconoce la sociedad,
que compran al menor pretexto auto, vestuario,
entretenimiento y el objeto de su atención y pasión.

No conocen la pobreza,
ignoran qué es la marginación y la discriminación,
no son ninguneados,
no son violentados,
no son ofendidos,
la vida los convierte en dueños de la situación,
no tienen más horizonte que ser felices
y su interés es tener, gozar y vivir.

Bienaventurados los que no nacieron para complacer, ni servir,
que no saben escuchar más allá de su círculo personal,
para quienes el día no termina.

Los que nunca han tenido que avergonzarse,
los que no conocen otro mundo que el de la exclusividad,
los que son gente bonita,
a quienes todo les va.

Bienaventurados porque de ellos será el reino del placer,
el privilegio y el poder.


Julio del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Oct 18 2010

SINIESTRADO.

Se agrieta mi  vida cuando me priva de la alegría de vivirla.
Entonces, sólo entonces
la indiferencia usurpa la sonrisa,
la melancolía  deja atrás la luz del día.

Ya no espero, solo desespero frente al  olvido
en que me tienen sus deseos y aliento.
El camino ya no lo hacemos juntos,
deambulo sin sentido, ni destino
en busca del manantial de pasión perdido.
¿En dónde quedó la amalgama que nos unió,
en qué lugar dejamos las intensiones que nos hacían soñar,
en qué fosa enterramos lo que nos estremecía,
en dónde quedaron los años en que éramos complemento?

No quiero a nadie más
que no sea ella a mi lado,
pues el contar con alguien no deseado
se vuelve un peregrinar desolado,
en donde solo encuentras seres atormentados
que persiguen aligerar su paso
en su camino al ocaso.
Mayo del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Oct 17 2010

UNO MÁS.

¡Qué difícil descubrirse uno más
en el mar de gente que inunda el mundo!
¡Qué duro es despojarse del disfraz que lo protegía a uno,
para verse tal cual!
¡Qué espinoso saber que lo que no aceptamos lo llevamos dentro!
¡Qué difícil para la conciencia
entender que eres uno más!

Vidas de cartabón, de libreto,
vidas ausentes de lo extraordinario
que la hacen digna de contarse, emularse
y vivirse plenamente.

Vidas sometidas a la necesidad programada.
Vidas enajenadas, traspasadas,
de enjambre, hormiguero y parvada.
Vidas calcadas, repetitivas,
de molde, serie y calculadas.

Vidas secuestradas por la seguridad del pan,
la necesidad de ser reconocido por los demás,
la codicia por tener más,
la conformidad individual
la mediocridad social
y la aprensión por la incertidumbre existencial.
Octubre del 2005. Guadalajara, Jalisco.


Oct 16 2010

ANUDADOS.

Anudarse es conjugar el verbo amar y gozar.
Es la conciliación de sueños, entendimientos,
sentidos y tiempos.

Es armonía en el afecto trabado,
en la atracción de los cuerpos,
en los destinos que coinciden.

Momentos que se atan,
manos que se estrechan,
lenguas enlazadas,
noches compartidas,
caricias entregadas,
aromas que envuelven,
cuerpos anudados,
abrazos que funden,
gotas de sudor que se unen,
sentidos que se confunden,
palabras que encienden,
susurros que agradecen,
voces que no se entienden,
sonidos que se expresan,
armonía de los tiempos,
explosión divina,
serenidad que apresa,
dulzura del cuerpo amado,
serenidad que asoma,
gratitud por la compañía
y el instante de eternidad vívido.
Septiembre del 2005. San Sebastián del Oeste, Jalisco.


Oct 15 2010

MANOS.

Le ataron las manos para que no escribiera,
no creara, no se sublevara,
no estrechara a otras manos,
no señalara el camino
más eso fue en vano,
por eso se las encadenaron.

Sin importar el peso y frío del metal,
con mayor esfuerzo y dolor
las manos prosiguieron su labor:
abrían caminos, sembraban ideas,
esculpían, pintaban, fundían, cosechaban sueños,
no dejaban de realizarse.

Eso encolerizó a los enemigos de la vida,
la libertad y la imaginación.
Por ello decidieron clavarlas contra la pared
y encerrarlas tras las rejas de la prisión.
Resistiéndose a morir,
las manos palparon las paredes de su celda
y con la sangre que de ellas emanaba,
escribieron su irrenunciable convicción:
el hombre, nació para ser libre.

Agosto del 2006. Ávila, España.


Oct 14 2010

MELANCOLÍA.

Hoy amanecí con la melancolía como compañía,
por ella no deja de salir el aliento de la tristeza,
el grito de la añoranza,
el susurro del dolor.

Mis sentidos encuentran en los grises del día nublado
el escenario deseado
para aflorar los sentimientos soterrados.

Las emociones y sensibilidades,
llenas de nostalgia no dejan de brotar:
añoro lo que no conozco,
extraño lo que no he vivido,
suspiro por lo que no he sentido,
recorro caminos que nunca transité,
se me escapa el aliento sin saber por qué,
disipándose por los puntos cardinales para quedar en la nada,
mas lleno de sensaciones que no logro definir, alcanzar, tocar.
Las notas del violín y el chelo
me sumergen en la neblina,
en donde encuentro siluetas desdibujadas,
espacios sin proporción,
voces y ecos que golpean distantemente recuerdos
que no logro recordar.

La neblina es paz que lentamente se torna desazón,
evocación, soledad,
expresión de insatisfacción,
manifestación de otra vida
que bien puede no ser la mía
o la que inconcientemente añoré, más no fragüé.

El aire frío envuelve mi cuerpo para no dejarlo escapar,
lo atrapa hasta los huesos
y un olor a humedad satura el lugar
para dejar una incierta congoja
que no sé a que tiempo, circunstancias
o reminiscencias me quiere llevar.

Julio del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Oct 13 2010

PANTEÓN.

Cuando no existía nada sentía, por qué he de sentir cuando deje de existir.

Me fui internando entre cruces, lápidas y mausoleos
en donde reposa la soberbia y la humildad,
el valor y la cobardía, la riqueza y la pobreza,
la senectud y la juventud, la tragedia y la comicidad.

Todos ocupando su lugar:
la ceniza, la indiferencia y la igualdad que la muerte da.
Ese lugar serenidad ofrece,
lo que me sugiere que la muerte la nada es.

¿Qué mejor destino para cuando dejemos las apariencias de la piel,
los privilegios del bolsillo
y las arrogancias del saber y el poder?
¿Qué mejor destino que volver a la nada que fuimos alguna vez?

Agosto del 2006. Londres, Inglaterra.


Oct 12 2010

BUZÓN DE QUEJAS Y SUGERENCIAS PARA LA VIDA.

Mi reclamo es por la desigualdad en la vida, que no permite tener las mismas dosis de alegría.
Por el tiempo perdido, al no conocer lo debido, para sacar de la vida el mejor partido.
Por lo cambiante de los sentimientos que vuelan dejando a uno de los dos hundido y al otro mal herido.
Por lo difícil que es encontrar un verdadero amigo.
Por la falta de lealtad con que la sociedad te trata.
Por la fragilidad de la vida que de un día a otro tus proyectos puede anular o tu vida
acabar.
Por lo rápido que corre el tiempo y los sueños no permite alcanzar.
Porque crecemos demasiado aprisa, sin saborear ampliamente el sabor de la risa.
Porque se van yendo los seres queridos quitándole sentido a la vida.
Porque los años acaban con la plenitud que la vida da.
Porque se toma ventaja de los demás.
Porque es difícil comenzar y el primer paso dar.
Porque la felicidad solo unos instantes suele durar y en inmediata fuga se pone.
Porque la confianza en un momento se puede quebrar y nunca más reparar.
Porque la sociedad educa para atrapar, utilizar y desechar.
Porque el deseo colmado, el amor suele desconocer.
Porque la codicia es el motor de la inmundicia que a todos contamina.
Porque el ego que nos da individualidad en enemigo se suele tornar.
Porque la novedad  valores, costumbres y amistades puede relegar.
Porque la buena intensión con la experiencia se transforma en exceso de precaución.
Junio del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Oct 12 2010

ESPERA.

Espera:
que las nubes se lleven los pesares,
que la lluvia arrastre los males,
el viento aleje las maldades,
las olas expulsen las tristezas,
los riachuelos laven las ofensas,
los ríos limpien las conciencias,
el rocío alegre la mañana,
el sueño borre los tormentos,
el descanso destierre la angustia,
la palabra esclarezca el horizonte,
la noche oculte la desolación,
la claridad inhiba la perversión,
el día ahuyente el mal humor,
la neblina proteja la buena voluntad,
la escarcha nos resguarde de la frivolidad,
la brisa refresque el ánimo de vivir,
el fuego incinere lo contaminado y
el crepúsculo nos dé tranquilidad para aceptar el fin.

Julio del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Oct 10 2010

ABRIGO Y DESTINO.

¿En dónde refugiarte si no es en ti mismo?,
¿en dónde guarnecer tus aspiraciones
si no es en tus propias ilusiones?,
¿a dónde retirarte si no es a tus recónditos deseos?,
¿en dónde descansar si no es en tu propia soledad?,
¿cómo sobrevivir a la implacable y angustiante competencia
si no es reencontrando tu sentido existencial
para vivir con serenidad?

¿Cuánto has cumplido de las tareas de tu vida
para reiniciar otra etapa existencial?,
cómo saberlo:
¿cuándo tus caminos se toparon con el final,
en el que ya no pudiste hacer más?,
¿cuándo lo que te correspondía llegó hasta donde tuvo que llegar,
por tu circunstancia y la de los demás, para bien o para mal?

Entonces lo tuyo es un nuevo espacio que tienes que llenar.
Ese vacío que te es familiar:
el paisaje, el barrio transitado,
la calle andada, la casa habitada, el soleado patio,
los pensamientos reiterativos, las charlas iniciadas,
los hábitos encumbrados, los deseos postergados
y los sueños reconstruidos a raíz de cada caída.
Ese espacio hay que llenarlo con pocas cosas.
Cosas que están a la mano:
memoria, naturaleza, contemplación, reflexión
y comprensión a tu condición.

Avizorar el final,
no significa quemar las naves de la ilusión,
solo entender que todo tiene que acabar.

Más lo que resta de vida se tiene que congeniar
con aquello que te de serenidad, creatividad,
que te permita disfrutar y aceptar
la última etapa de tu andar.

Junio del 2006. Guadalajara, Jalisco.