CUANDO EL TIEMPO ES LASTRE.

¿Con qué llenas los vacíos de la vida,
cómo le das cuerpo y sentido a la ausencia de lo pleno,
cómo justificas los huecos que deja un pasado sin contenido,
cómo calmas la conciencia en el presente vano,
cómo adormeces tu existencia esperando un futuro incierto?

¿Le das paso a todo,
con tal que te haga sentir menos solo
y frustrado?
¿o te inventas un mañana,
que a fuerza de repetirte sólo en tu mente existe?

¿Con qué llenas las alforjas del tiempo,
las horas que te aguardan,
los días que te esperan en el calendario?
Días en blanco,
que no dicen nada,
que tienen la mirada vacía y
la intención ausente.

Tiempo en el que cualquier cosa es mejor que nada,
en donde huir, extraviarse,
adormecer o engañar al tiempo
es el único medio de cruzar el alba,
en espera de un mejor amanecer.

Días y días por enfrentar,
que difícil tarea de llevar
cuando tu mundo se acaba de derrumbar,
cuando cada segundo tiene una resistencia que hay que vencer,
cada hora una cuenta que hay que pagar
y cada día es una batalla
que a la mañana siguiente habrá que reiniciar.

Octubre del 2005. Guadalajara, Jalisco.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.