DETENTE.

No eres un error,
no eres un acierto,
no eres un defecto,
tampoco una virtud,
no eres un mal momento,
tampoco un eterno divertimiento,
no eres sólo luz,
no eres penumbra,
no eres una falla,
no eres un tino
eres todo eso y más.

No te juzgues por la acción del último momento,
no te castigues por un solo argumento.
Tampoco montes en vanidad por un acierto.

No eres los últimos minutos, horas o días
eres los años vividos.
Es tu tiempo
pie y fiel en la balanza de tu vida.

Por eso cuando cometas un error
no dejes el malestar entrar
y si entró,
no lo dejes avanzar,
expúlsalo de tu presencia y mente,
pues tu vida no la define el último incidente
sino una historia de años que te sustenta.
Julio del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.