FRUSTRACIÓN AFECTIVA.

Una traición directa a los sueños es la frustración,
un tiro de gracia a la ilusión  alimentada.
Es la fuerza atrabiliaria que derrumba un trozo del mañana.
Es sentirse del futuro despojado,
es enojo, es furia por concebirte engañado, saqueado.
Es recorrer el telón de la ilusión para ver la realidad,
es quitarse el velo que complacientemente te colocaste.
Es topar con la misma pared,
es un cerrar de puertas otra vez.
Es preguntarte ¿ahora de qué sueño me sostengo,
cuáles los sentimientos que me den sustento?
Agosto del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.