PLUMA EN EL VIENTO.

Vuela la pluma
entre vientos suaves y cálidos,
violentos y fríos,
va de arriba a abajo,
de abajo a arriba,
de un lado a otro.

Se desliza, esponja,
recoge, arquea, extiende.
Se siente liberada de peso, destino,
presión o compromiso.

Es el azar, la circunstancia,
quien la impulsa,
detiene, retrae o agita.

Es la imperturbabilidad,
ejemplarizada en leve pluma,
quien te quiere mostrar
como deslizarte en la vida,
entre la rutina y la novedad,
lo escaso y lo cuantioso,
lo estruendoso y la tranquilidad,
lo profundo y la superficialidad.

Es la vida un elevarse,
caer, avanzar,
retroceder, estancarse,
deslizarse y sostenerte
en constante movilidad,
a la que más que resistencia
comprensión y acomodo hay que dar.
Diciembre del 2006. Guadalajara, Jalisco.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.